Testimonios - Par Biomagnético

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Testimonios

 


“Mi terapia no sustituye ningún tratamiento médico” fue la primera advertencia de Ana cuando llegué escéptica por 10 años de depresiones y Trastorno Bipolar. Con ella y la ayuda de Dios dejé de fumar (“un milagro” con mi patología según mi psiquiatra), recuperé vista y  resurgí de mis cenizas. Dios te bendiga. Palabra de Periodista en busca de la verdad a la que llamo neurociencia de Postigo (sencilla y eternamente eficaz).
Testimonio de Mercedes M.L., Periodista y escritora.


 
 


Asisto a la consulta de Ana para tratarme distintos temas emocionales desde hace tiempo y con buenos resultados. Ana me habló del par biomagnético, de los imanes,  un día que acudí a verla y tenia un terrible dolor de cuello, lo que podemos llamar una tortícolis. Me sugirió poner unos imanes y yo accedí encantada.  Me fue chequeando el cuerpo y me puso un iman de color rojo en un lado y otro de color azul en otro.  Yo solamente permanecía tumbada y tranquila. Tengo que decir que casi me duermo, con un sopor muy agradable. Pasado el tiempo, ella chequeó mi cuerpo nuevamente y colocó otros imanes.  Puedo decir que cuando me levanté, el dolor de cuello habia desaparecido totalmente y nunca más lo  he vuelto a tener.
María P. (Abogada)


 
 


Ana es mi consultora de Feng Shui desde hace muchos años y también he acudido a ella como Coach, cuando he tenido algún problema de amores que no he podido resolver sólo.  El otro dia acudí  a la consulta con Ana y tenia un dolor bastante fuerte en la pierna derecha. Habia ido al gimnasio y habia forzado un ejercicio, dañándome el aductor. Me dijo si queria probar a ver qué pasaba si me colocaba unos imanes y el resultado fué que salí sin dolor.  Mi formación de médico a veces me impide creerme este tipo de cosas, pero tengo que reconocer que la magnetoterapia es algo que funciona, al menos en mi caso.
P. Pérez. (Médico)

 
 


Tenia una rabia terrible y me encontraba muy alterado, por un problema que acababa de tener con mi madre. Ana me colocó unos imanes en distintas zonas de mi cuerpo y al cabo de un rato me calmé.  Ya no sentia lo mismo y poco a poco me relajé.  Salí de la consulta pensando que eso iba a durar poco, es como si yo llamara a los problemas, pero me sorprendí al ver que ya no me podia poner como una furia otra vez.  
R. Martin (empleado).

 
 


Me dolia bastante una pierna y Ana me pasó un iman varias veces por la espalda. Me dijo que tenia una emoción atrapada que tenia que liberar. Yo confío en ella desde hace tiempo y como Ana hace distintas cosas en sus consultas, dejé que usara conmigo los imanes.  El resultado fue que tenia ira atrapada desde que tenia 9 años, por algo que pasó con mi padre, y que me hizo sentir rabia.  Ana testa todo esto y yo puedo decir que es cierto, que recuerdo que con 9 años mi padre me dejó en casa cuando me iba a llevar al futbol.  Me engañó y sé que me dolío.  Lo que no podria saber es que esa rabia se habia alojado en mi y me causaba dolor.  Ni me lo cuestiono, Ana rodó el imán y el dolor desapareció.  
javier C. (Economista)

 
 


No suelo dormir por las noches, sobre todo si estoy preocupada. Ana me colocó los imanes y desde la primera sesión,  puedo decir que aquella noche dormí como un tronco.
Pilar P (empleada de multinacional)

 
 


Ana me está ayudando con los imanes a solucionar un problema de fibromialgia que tengo diagnosticado desde hace años.  Puedo decir que desde la primera sesión con imanes noté una gran mejoría. Mi caso no está siendo rápido, por la propia particularidad de la dolencia, pero el resultado es cada dia mejor. Me siento cada vez mejor y solo llevo 3 sesiones.
Mar G (psicóloga).

 
 


Tengo diagnosticado sinusitis y rinitis, casi no podía oler ni apreciar el sabor de los alimentos.  Ana me miró el cuerpo con imanes y colocó alguno de ellos en mi cabeza y en otras partes.   Puedo decir que esa noche, en la primera sesión, ya pude oler el cubo de la basura... Sé que no es el mejor olor, pero para mi fue una bendición,  porque no podia oler nada de nada.  Voy a ponerme más imanes  para distintas cosas que me pasan,  porque estoy sorprendida de lo rápido y de lo bien que me siento, además de muy relajada.
Ana P (Secretaria dirección).

 
 


Acudí por una amiga a la consulta de Ana para ver si lo que me pasaba tenia alguna solución. Lo primero que me gusta es que Ana te dice la verdad. No engaña ni da falsas esperanzas.  Le conté que desde hacia tiempo me dolia tanto un hombro que no podia ni ponerme la camisa. El dolor era cada vez más grande y no mejoré ni siquiera con inflitraciones.  Ana puso imanes de color azul y de color rojo por algunas partes de mi cuerpo y en 3 sesiones el problema se solucionó.  Ahora llevo a mi madre, que es una señora mayor, y está contenta porque puede caminar mejor.  Para mi ha sido una solución estupenda.
Marina L (empleada)

 
 


Conozco a Ana por sus estudios de Feng Shui y siempre he conectado con esa idea, a pesar de que mi formación como arquitecto puede no estarmuy de acuerdo con ello.  También he asistido a su consulta de Coach para arreglar algunos asuntillos que no estaban bien.   En una de estas citas me sugirió hacer una revisión  con imanes en mi cuerpo y yo accedí.  Para mi sorpresa, al rato de tener colocados estos imanes en distintas partes de mi cuerpo, mi columna hizo un clack, es como si algo se desenganchase, al menos es como yo lo sentí.  Al levantarme por las mañanas, siempre tenia un dolor al girarme al lado derecho en la zona dorsal. Tenia que pasar un rato largo para que este dolor cediera, pero desde esta sesión este dolor, o pinzamiento, o lo que quiera que fuese, desapareció  y hasta la fecha no ha vuelto.  Tengo que decir que estoy contento, porque mi trabajo es de estar en la mesa muchas horas y antes apenas lo podia hacer sin levantarme mil veces a moverme. Ahora todo ha cambiado.

C Martienez (arquitecto).

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal